jueves, 29 de diciembre de 2016

Crónica de un año que acaba (versión happy)

Ahora que acaba el año uno no puede evitar echar la vista atrás para hacer balance del trabajo realizado durante este 2016. La verdad es que, como siempre, tengo la sensación de haber dejado muchas actividades y propuestas en el tintero, pero, por otra parte, han sido muchos los proyectos llevados a cabo a nivel personal y, sobre todo, en nuestra escuela. Aquí van algunos de los que considero más relevantes y de interés. Es decir, aquí va la versión guay del 2016. En pocos días espero publicar otra versión menos autocomplaciente, así que perdón por el autobombo (personal y colectivo) que se te viene encima si sigues leyendo.

El año empezó con el Projecte Ocupa't. Preocupados por las altas cifras de paro entre nuestro alumnado y en consonancia con el plan estratégico elaborado por el equipo de centro hace dos años, en enero de 2016 iniciamos el Projecte Ocupa't, un conjunto de iniciativas destinadas a mejorar la ocupabilidad de nuestros estudiantes. Charlas profesionales, visitas a empresas, formaciones y talleres específicos, gestión de una bolsa de trabajo y presentación de recursos formativos y preofesionales de la zona han sido algunas de las líneas de trabajo implementadas. Además, tenemos todo a punto para el desarrollo del plato fuerte del proyecto: un programa de prácticas profesionales insertado dentro del marco curricular del curso de graduado en educación secundaria. Muy buenas sensaciones y muy contentos de acercar nuestro centro de adultos al tejido productivo y empresarial de la zona.

Por otra parte, hemos seguido trabajando en red y aprendiendo de otros centros educativos. En este sentido, participamos de la actividad colaborativa de lectura conjunta de fragmentos de El Quijote promocionada por la Comunidad de docentes de centros de personas adultas, de la cual, además, servidor tiene el orgullo de ser uno de los miembros fundadores. Se trata de un espacio que trata de poner en contacto a profesionales de la educación permanente y la verdad es que en poco más de medio año se han generado dinámicas de trabajo muy interesantes que seguro que tendrán continuidad en el futuro. Además, continuamos con nuestras visitas a centros educativos para aprender de nuevas experiencias de trabajo. Este año visitamos el CFA Can Serra de l'Hospitalet, donde nos presentaron varias propuestas de Aprendizaje Servicio muy interesantes.

Además, a nivel docente, hemos llevado a cabo proyectos muy interesantes en el ámbito de las ciencias sociales. O bueno, al menos a mí me lo parecen. Es un placer ver cómo chicos y chicas deshauciados por el sistema años (o meses) atrás pueden darle un vuelco a la situación y ofrecer dinámicas de trabajo y resultados tan interesantes. Han sido muchos los proyectos realizados así que es difícil destacar alguno. Quizá, por lo que tiene de de denuncia social hacia una situación desconcertante e inadmisible como es el drama de las migraciones en el Mediterranéo destacaría el Projecte Mediterràniament, a partir del cual el alumnado ha creado un mapa colaborativo de las tragedias vividas en el Mediterráneo a lo largo de los últimos meses y años. También ha sido muy interesante el proyecto "Esto lo hago yo", donde un alumnado normalmente muy alejado del pensamiento artístico entra en contacto con los procesos de creación y de análisis crítico del arte. Ensayamos también algunas propuestas de gamificación en el aula con el alumnado como creadores de juegos de mesa sobre el Antiguo Régimen y la Cultura Clásica. En fin, hay más proyectos y propuestas que puedes consultar en nuestro blog de aula.

Y, por último, a nivel personal han sido también numerosas (a veces demasiadas), las actividades desarrolladas: tutorización de cursos de formación en línea; cocreación y dinamización de la Comunidad de docentes de centros de personas adultas, la cual seguirá dando guerra (sin duda) durante el 2017; coredacción de una comunicación con varios compañeros de etapa para el IV Congreso Internacional de Aprendizaje a lo largo de la vida sobre la necesidad de modificar el currículum del graduado en educación secundaria para personas adultas; algunos cursos y propuestas de formación en centros y a compañeros; y todo ello manteniendo con vida el blog con aproximadamente una publicación semanal y todas las interacciones derivadas de ello, además de publicaciones puntuales en otros medios y revistas como INED 21 o El Diari de l'Educació. En definitiva, un montón de actividades en un año, además, de importantes vaivenes familiares con ausencias y novedades igualmente inolvidables.

En fin, lo dicho, esta es la versión happy del 2016. En breve llegará otra algo menos autocomplaciente aunque, siendo sinceros un servidor está más que contento del trabajo realizado y, sobre todo, de los mimbres afianzados para los nuevos proyectos que están por llegar. Así pues, nos preparamos para el análisis crítico de antes de fin de año pero, eso sí, poniendo el valor todo el trabajo realizado durante los últimos doce meses en una etapa educativa, la educación de personas adultas, la cual uno tiene la sensación que poco a poco empieza a recuperar el espacio que merece. Seguiremos, pues, trabajando para ello en la medida de nuestras humildes posibilidades. 


No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada